DISTRIBUCIÓN DE TAMAÑO Y ESTABILIDAD DE AGREGADOS EN MOLISOLES BAJO LABRANZAS CONTRASTANTES

Autores/as

  • María Florencia Roldán Estación Exp. Sáenz Peña, Inst. Nac. de Tecnología Agropecuaria
  • Guillermo Alberto Studdert Fac. Cs. Agrarias, Univ. Nac. Mar del Plata, Unidad Integrada Balcarce
  • Cecilia del Carmen Videla Fac. Cs. Agrarias, Univ. Nac. Mar del Plata, Unidad Integrada Balcarce
  • Silvina San Martino Fac. Cs. Agrarias, Univ. Nac. Mar del Plata, Unidad Integrada Balcarce
  • Liliana Inés Picone Fac. Cs. Agrarias, Univ. Nac. Mar del Plata, Unidad Integrada Balcarce

Palabras clave:

agregación, indicador de salud de suelo, siembra directa, labranza convencional, agricultura continua

Resumen

Los sistemas de labranza afectan la agregación del suelo y su estabilidad, por acción directa y por alterar otros factores las afectan. Los cambios en ambas variables pueden ser indicadores de la salud del suelo. Nuestro objetivo fue evaluar la distribución de tamaños de agregados y su estabilidad en 2 sitios representativos del Sudeste Bonaerense (Balcarce y Barrow, suelos con diferente textura y contenido de materia orgánica (MO)) y bajo 2 sistemas de labranza (siembra directa (SD) y labranza convencional (LC)). Se tomaron muestras de suelo (0-5 y 5-20 cm) de ensayos de larga duración iniciados en 1997 con agricultura continua bajo SD y LC luego de una pastura de 4 años. Además, en cada sitio se tomaron muestras de situaciones no disturbadas. El suelo fue tamizado en agua separando macroagregados (MA) grandes (>2000 mm) y chicos (2000-250 mm), microagregados (mA, 250-50 mm) y la fracción <50 mm luego de 2 métodos de re-humedecimiento: 1) por capilaridad (MC) y por inmersión (MV). Se calculó el cambio de diámetro medio ponderado (CDMP) entre métodos de re-humedecimiento como medida de estabilidad. Hubo una mayor cantidad de MA (grandes+chicos) bajo SD respecto a LC en ambos sitios y formas de re-humedecimiento. La proporción de MA cambió menos bajo SD, especialmente en superficie, y en Barrow, mientras que la de mA se incrementó más bajo LC y en Balcarce. Similares tendencias se observaron al referir los cambios a las situaciones no disturbadas. No se detectaron diferencias (P>0,05) en el CDMP ni entre labranzas ni entre sitios. Para los suelos estudiados la SD incrementó la estabilidad de agregados en superficie posiblemente debido al mayor contenido de MO y de alguna de sus fracciones lábiles. Asimismo, el mayor contenido de arcilla en Barrow podría ser la causa de la mayor estabilidad de las distintas fracciones de agregados.

Biografía del autor/a

María Florencia Roldán, Estación Exp. Sáenz Peña, Inst. Nac. de Tecnología Agropecuaria

Investigadora

Estación Experimental Sáenz Peña

Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria

Guillermo Alberto Studdert, Fac. Cs. Agrarias, Univ. Nac. Mar del Plata, Unidad Integrada Balcarce

Profesor Asociado

Dpt. Prod. Vegetal, Suelos e Ingeniería Rural

Facultad de Ciencias Agrarias

Universidad Nacional de Mar del Plata

Cecilia del Carmen Videla, Fac. Cs. Agrarias, Univ. Nac. Mar del Plata, Unidad Integrada Balcarce

Profesor Adjunto

Dpt. Prod. Vegetal, Suelos e Ingeniería Rural

Facultad de Ciencias Agrarias

Universidad Nacional de Mar del Plata

Silvina San Martino, Fac. Cs. Agrarias, Univ. Nac. Mar del Plata, Unidad Integrada Balcarce

Profesor Asociado

Dpt. Introducción a las Ciencias Agrarias

Facultad de Ciencias Agrarias

Universidad Nacional de Mar del Plata

Liliana Inés Picone, Fac. Cs. Agrarias, Univ. Nac. Mar del Plata, Unidad Integrada Balcarce

Profesor Asociado

Dpt. Prod. Vegetal, Suelos e Ingeniería Rural

Facultad de Ciencias Agrarias

Universidad Nacional de Mar del Plata

Descargas

Publicado

2014-08-27

Número

Sección

Manejo y Conservación de Suelos y Aguas. Riego y Drenaje